Servicios integrales para la Pequeña y Mediana Empresa.

Contacto   93 496 57 40  /  91 749 80 08

  • Inicio
  • Enlaces y Noticias
  • Noticias
  • Marzo
  • Medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19

Medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19

 El Gobierno ha publicado este sábado en el BOE el real decreto que recoge todos los detalles de los 11.000 millones que se destinaran a las empresas para ayudar a salir de la crisis de la COVID-19.

La epidemia de la COVID-19 ha provocado una reducción significativa de los ingresos de muchas empresas y autónomos. Con el fin de proteger el tejido productivo y evitar un impacto estructural sobre la economía, en línea con el resto de los países europeos, el Estado ha desplegado diferentes paquetes de medidas para apoyar a empresas y autónomos.

En primer lugar, proporcionándoles liquidez mediante créditos con aval público y moratorias en sus principales deudas fiscales, de devolución de créditos y de pago de cotizaciones.

En segundo lugar, con acciones para reducir sus costes fijos y variables, mediante ayudas directas para el pago de los salarios y las cotizaciones sociales de sus trabajadores, así como diversas medidas de alivio en el pago de alquileres.

En tercer lugar, proporcionándoles ingresos mediante una prestación extraordinaria para los trabajadores autónomos y a través de las transferencias de recursos a las Comunidades Autónomas para que pudiesen atender los gastos extraordinarios en el ámbito sanitario y educativo y proporcionar ayudas directas a las empresas más afectadas por las decisiones sanitarias tomadas en su ámbito territorial.


¿A quién van destinadas las ayudas a fondo perdido de 7.000 millones de la Línea Covid?
A autónomos y Pymes, con sede social en España, cuya actividad se ha visto negativamente afectada por la pandemia. Servirán para hacer frente al pago de deuda y realizar pagos a proveedores y otros acreedores, financieros o no financieros, así como costes fijos, como la factura de la luz o el cambio de potencia, siempre y cuando esas deudas se hayan devengado a partir del 1 de marzo del 2020. No es imprescindible haber contado durante el año pasado con un crédito con aval del ICO.

 

En poco publicaremos las preguntas más frecuentes que realizan...

 

Para realizar cualquier consulta pueden contactar con nuestros profesionales